PIRINEOS VERANO

Los  Pirineos en verano ofrece un terreno de juego perfecto para las ascensiones clásicas, escalada en roca, crestas y arista y descenso de barrancos. Siendo este un destino mundialmente conocido por sus características, fácil acceso sin grandes glaciares y una meteorología agradable y más estable que sus vecinos los Alpes.